El Proyecto de Ley para los Presupuestos Generales del Estado promete 5.697 millones de euros para el Ministerio de Educación y Formación Profesional. Los principales focos de actuación con esta financiación serán en 2021 la equidad, la promoción de la FP y una mejora en la digitalización de la educación.

Desde hace unas semanas, se viene hablando mucho del Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2021. La educación es algo que, desde entonces, está en el punto de mira. Recientemente hemos sabido que este proyecto recoge una inversión de 5.697 millones de euros destinados al Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP).

Según los datos, esta cifra supone un aumento histórico: nada más y nada menos que de un 139% respecto al pasado enero de 2020.

Según recoge el Proyecto de Ley, la inversión para este ministerio estará destinada primordialmente a tres pilares básicos: la promoción de la equidad (con becas, ayudas, prevención de abandono escolar, etc.), el impulso de la fp con los cursos de formación profesional y un aumento y mejora de la digitalización en el sistema educativo de nuestro país.

La modernización y transformación de la educación

Según comentaba la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, el Ministerio de Educación y FP se encuentra en pleno proceso de modernización y transformación de la educación española. Así justificaba este importante incremento presupuestario, uno que calificaba como «sin precedentes» y con el fin de convertir «compromisos en realidades». Durante la presentación del proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para su departamento, Celaá aludía a ese aumento histórico. «Nunca había existido un incremento de esta magnitud», señalaba. Durante el acto, la ministra también hizo especial hincapié en el compromiso que tiene el Gobierno para con la educación: «la prioridad que este Gobierno da a la educación está en las antípodas de los recortes y el abandono que sufrió el sistema educativo tras la crisis financiera de hace una década».

La equidad educativa, el principal foco del MEFP

El Ministerio tiene como foco político principal la promoción de la equidad. Se pretende fomentar con un aumento de becas y ayudas al estudio, así como con la creación de más de 21.000 plazas de Primer Ciclo de Educación Infantil de carácter público. Con estas medidas, entre otras, el Gobierno continúa con su reforma del sistema, tratando de garantizar una igualdad de acceso a la educación.

La prevención del abandono escolar es algo en lo que el Ministerio también ha decidido redoblar sus esfuerzos. Se destinará parte de la inversión a 1.800 centros de especial complejidad educativa (a través del Programa PROA+). La inversión también irá dirigida a la creación de 618 Unidades de Acompañamiento y Orientación Personal y Familiar. El Gobierno busca con estas medidas frenar el abandono escolar, además de mejorar los resultados educativos del país.

El impulso de la formación profesional

El proyecto de los PGE también recoge el objetivo del Ministerio de impulsar la formación profesional, al considerarla un pilar fundamental para el estado del bienestar y la economía española.

La parte destinada el año que viene a la FP alcanza los 1.628 millones, de los que 974 corresponderán a la FP para el empleo. A la formación profesional del sistema educativo se le reservan 654 millones. Esto, respecto al año pasado, supone un aumento de casi el 350%.

Por otro lado, 127 millones de euros permitirán acreditar las competencias básicas profesionales de más de 530.000 personas. 64 millones se reservarán para la creación de nuevas plazas de formación profesional (casi 50.000), y se invertirán 170 millones para la conversión de ciclos formativos de grado medio y superior.

PGE Educación y Formación Profesional

Mayor digitalización en la educación

El MEFP tiene clara su tercera prioridad: la digitalización de la educación. En colaboración con las comunidades autónomas, la financiación permitirá a las mismas la entrega de dispositivos móviles adicionales. Esto, junto a otras acciones, tiene como fin tratar de reducir la brecha digital de acceso del alumnado, algo que con la pandemia ha salido a la luz más que en ninguna otra ocasión.

Por otro lado, parte de la inversión se destinará a la instalación de 236.318 aulas digitales interactivas y a la capacitación y soporte para el uso de los SDI (Sistemas Digitales Interactivos) en las clases. También se reservará parte de la financiación para la formación de docentes de formación profesional en materia de digitalización aplicada a los sectores productivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>