Tendrías que haber vivido debajo de una piedra durante los últimos años para no haberte enterado de los numerosos beneficios  que nos aporta el mindfulness. Entre ellos encontramos que este tipo de meditación reduce el estrés y aumenta la concentración. Cada vez se publican más estudios que aseguran que con solo un poco de meditación al día se pueden obtener unos beneficios impresionantes. Y eso exactamente es lo que necesita el mundo de hoy: transformar a personas estresadas en personas más relajadas. ¿ Pero es esto posible?

Seguramente todos hemos sentido alguna vez que nuestra productividad diaria  no llega al 100%. Desayunamos, revisamos las redes sociales, hablamos con los compañeros del trabajo, con el jefe, nos ponemos al día con los e-mails del trabajo pero seguimos sin hacer lo que habíamos planeado.

Esto ocurre porque todos los días nos encontramos con diversas situaciones que nos distraen de nuestra meta. Estas consumen gran parte de nuestro tiempo  y al finalizar el día nos queda una sensación de insatisfacción. Empezamos a pensar «otro día más que lo dejo pendiente» o «¿por qué no lo hice hoy? » . Este pensamiento nos va minando y con el paso del tiempo nos crea estrés y ansiedad. Cada día se convierte en un querer pero no poder. ¿ Te suena esta situación?

Pues el mindfulness llega como si se tratara de un truco de magia , para ayudarnos a paliar semejante situación. Con tan solo invertir de siete a ocho minutos al día en meditación es posible mejorar la relajación. Increíble , ¿verdad? Puedes comenzar estudiando por tu cuenta o también hay numerosos cursos de mindfulness en el mercado que también te introducirán en la práctica de la meditación.

 

 

La mejor herramienta que podemos usar en nuestro trabajo

Al igual que habías escuchado sobre el mindfulness también habrás escuchado que está muy de moda en las grandes empresas. Desde Google hasta McKinsey, ofrecen capacitación de atención plena a los empleados. Pero estas empresas tienen mucho dinero y sus programas de capacitación generalmente implican un estudio intensivo durante un período de semanas o meses. Dista mucho del dinero e inversión de las pequeñas y medianas empresas con  profesionales que teletrabajan. Por eso sólo con dedicarle unos minutos al día a la meditación se podrán conseguir grandes logros en las empresas.

Estas técnicas de meditación funcionan en la empresa para  combatir el exceso de información, la multitarea o la desconexión con el compañero y el cliente. Por tanto son técnicas efectivas que empujan a las personas a ser más empáticas y mejorar su capacidad de ver el mundo desde las perspectivas de otras personas.

Dentro de la empresa se pueden emplear distintas técnicas:

1-. Gestión de Tareas:

Se trata de escribir en cada franja horaria las tareas que realizas en un día normal, calificando cada actividad del 1 al 5 y analizando al final de día. El objetivo es que aprendas a gestionar el tiempo buscando equilibrios entre esfuerzo y resultado.

2-. Priorizar Tareas:

Tenemos que hacer una lista de tareas beneficiosas y tareas perjudiciales y sobre ella trabajar y priorizar en base a la importancia.

3-. Aceptación de los Acontecimientos:

No podemos quedarnos en el pasado porque ya ha ocurrido y hay que buscar soluciones.  Esta aceptación nos dará pié a afrontar mejor las situaciones difíciles y extraer los aspectos positivos del pasado para construir mejores acciones futuras.

4-. Escucha activa a los compañeros:

Es importante que dejemos que los compañeros se expresen . Su mensaje nos llegará si lo escuchamos activamente y fomentaremos el trabajo en equipo. Se trata de ofrecer una empatía al otro que deja espacio a la creatividad.

Estos ejercicios no solo contribuirán con una mejor concentración, sino que a través de esta podrás realmente emplear tu tiempo de modo eficiente. Todo esto hará que mejore tu  productividad manteniendo la mente enfocada, el cuerpo relajado y sintiéndote feliz.

Sigue aprendiendo sobre la meditación y relajación también con los cursos de yoga. Esta técnica milenaria también nos aportará múltiples beneficios.

Autor: PAULA MARTIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *