El deporte de riesgo entraña un peligro que puede repercutir negativamente sobre la salud, la preparación es parte fundamental para la práctica del mismo.

El aumento de las actividades físicas tiene numerosas compensaciones, entre ellas la reducción del riesgo de padecer ciertas enfermedades y afecciones, y la mejora de la salud mental. Sin embargo hay también perjuicios para la salud derivados del deporte de la competición i de algunas actividades físicas.
El desgaste físico de los deportes de alto riesgo imagen 1
En los deportes de riesgo, suele haber más trances que beneficios, pero aquellos se pueden minimizar. Por ejemplo, el descenso de aguas bravas, aunque es un deporte olímpico, también es una disciplina de riesgo, porque existe la posibilidad de que a uno lo arrastre la corriente o de chocar contra alguna roca. Por eso, ahora se hace en una piscina que simula un río peligroso, con lo que el peligro queda controlado. Este deporte en concreto sí tiene más beneficios físicos que otras actividades homólogas, porque precisa de una gran preparación corporal.


Hay otros deportes de riesgo que también proporcionan un beneficio físico muy claro. El montañismo de alta altura es un ejemplo: es muy peligroso, tal como muestran los datos, pero la preparación previa a la que se someten los montañistas sí beneficia al cuerpo, pues tienen que entrenarlo para resistir en zonas con poca concentración de oxígeno. Prepararse para escalar el Everest implica una disposición cardiovascular brutal.


Es por ello que el entrenamiento juega un papel importante en la práctica de estos deporte, sin embargo este problema es bastante común por la sencilla razón de que muchos deportistas son incapaces de aceptar que entrenar demás les pueda hacer daño, se sale de su lógica.

Un error en el que caemos además con demasiada facilidad, debido a nuestra capacidad de sufrimiento tendemos a ignorar soberanamente toda una serie de síntomas indicativos de que nos estamos excediendo. Llegando un momento en que la persona se estanca.

Quizás esto pueda parecer un poco exagerado, pero ¿quién no conoce a alguien o a uno mismo que después de unas semanas de ausencia se reincorporan con mejores condiciones y más ganas de entrenar?. A veces este cansancio puede ser más psíquico que físico. Por ejemplo después de una preparación intensa, el cuerpo no solo acusa una saturación de entrenamiento, también achaca una excesiva dedicación psicológica por parte de la persona a la actividad.

Compartir en:

Sigue Leyendo:


  1. Lo Que la Universidad Te Puede Enseñar
  2. Viaja, Te Hace, Mejor Persona
  3. Comer Turrón y Sus Beneficios
  4. Cuando el Deporte Se Convierte en Negocio

Artículos del BLOG


  1. Mantén Una Rutina Saludable en la Nueva Normalidad
  2. 7 Minutos al Día de Mindfulness Nos Aportan Múltiples Beneficios
  3. ¿te Apasiona el Mundo del Deporte? ¡conviértete en Entrenador Personal!
  4. Nutrición y Deporte: 3 Mitos a Desterrar

Aquí tienes CURSOS RELACIONADOS:


Aprende dirección de entidades deportivas en la Universidad internacional valenciana (VIU)

El Máster nace con la vocación de formar a sus estudiantes en el conocimiento amplio del mercado deportivo, sus tendencias y posibilidades de negocio, así como enseñar las habilidades y herramientas necesarias para la gestión deportiva. Preparamos a profesionales con criterios globales en la gestió...


UNIVERSIDAD INTERNACIONAL VALENCIANA (VIU)

Consigue una profesión en dirección de entidades deportivas con formatic barna

El contenido y desarrollo de este Máster en dirección y gestión de empresas deportivas y de ocio que ofrece Formatic Barcelona, se ajusta en todo momento a las exigencias y demandas profesionales que los titulados necesitan sobre todo por su ejercicio profesional, estudiarás derecho y estructuras......


FORMATIC BARNA