Cursosypostgrados CURSOSYPOSTGRADOS.COM
Fotógrafo publicitario
Sara García

El fotógrafo publicitario debe mostrar un amplio registro tanto expresivo como técnico: es posible que deba cambiar de mirada y estilo con cada trabajo, por lo que la versatilidad, la creatividad y el dominio de la técnica son algunas de las características de uno de los profesionales más buscados por la industria publicitaria, dentro y fuera de nuestras fronteras.

Funciones: Fotógrafo Para Publicidad

La misión de un fotógrafo publicitario es la de crear imágenes entorno a una marca, producto o servicio, que transmitan y expresen un mensaje conforme a las instrucciones del Director de Arte o del creativo responsable de la campaña, y con el objetivo final de seducir al consumidor y provocar una respuesta emocional positiva. La imagen, fija o en movimiento, continúa siendo la herramienta más efectiva para captar la atención del usuario / consumidor, cosa cada vez más complicada. Internet, plataformas de contenido, televisión, redes sociales... el flujo de información es constante, nunca duerme, a través de incontables canales y una infinitud de medios; con este panorama, empresas y agencias publicitarias compiten por secuestrar la atención del público.

Así, se hace imprescindible un profesional de la fotografía que, además de creatividad y capacidad expresiva para transmitir ideas, conceptos, o incluso una historia de un vistazo disponga de un profundo conocimiento técnico y habilidades y experiencia en la edición y postproducción de imágenes. Este profesional, aunque trabaje con cierta libertad artística, debe dominar todas las técnicas y herramientas a su disposición y aplicar las más adecuadas para recrear productos, servicios o escenas en función de los materiales y objetivos propuestos.

El fotógrafo publicitario define el enfoque y el estilo con que se va a retratar al producto o escena, y juega con composiciones y perspectivas para crear la imagen más atractiva posible; para ello tiene en cuenta a la audiencia a la que se dirige, sus gustos e inclinaciones. Además, el profesional de la imagen lo sabe todo sobre percepción humana y figuras retóricas visuales: sabe bajo qué condiciones y para qué públicos funciona mejor la sinédocque o la aliteración, cuándo introducir una metáfora o deslizar una hipérbole para enfatizar las cualidades del producto. 

No es lo mismo un reportaje en papel que una campaña audiovisual en Instagram y Facebook: el fotógrafo publicitario es un genio de la adaptación de formatos y lenguaje visual según el destino de la imagen, de la misma forma que es capaz de acondicionar mirada y equipo a todo tipo de condiciones y sacar lo mejor de cada fotograma a través de la edición. 

Se trata, por tanto, de un artista de la técnica que conoce las formas más eficaces de plasmar conceptos a través de imágenes, experto en técnicas publicitarias y de comunicación visual. En ocasiones se ocupa de gestionar un equipo humano, por lo que deberá mostrar también dotes de gestión interpersonal y habilidades comunicativas. Su labor puede variar dependiendo de muchos factores, pero en general las funciones de un fotógrafo publicitario serían:

- Define el enfoce del producto o escena y lleva a cabo varias series fotográficas. 
- Crea la escenografía, se responsabiliza de la producción y los materiales.
- Programa y organiza sesiones, busca localizaciones y coordina horarios. 
- Elige el estilo de iluminación, perspectiva, encuadres.
- Es un experto en postproducción digital: las fotografías publicitarias requieren de una gran habilidad en las tareas de edición. 

 Aunque el oficio de fotógrafo tenga mucho que ver con el entrenamiento y la práctica, el profesional que enfoque su carrera hacia la publicidad requiere de una base formativa en Teoría de la Imagen y la Percepción, Teoría del Color y Diseño, Historia de la Moda y de la Imagen... y otras disciplinas que no solo ayudarán a configurar la mirada del profesional y dotarla de profundidad. La técnica no es menos importante: el Fotógrafo para Publicidad es un experto en el manejo de la cámara, la luz, la composición, el color... y las técnicas de edición y postproducción, puesto que el tratamiento y realce de las imágenes es clave en Publicidad. 

Así, para dedicarse a la fotografía publicitaria lo más recomendable es cursar un grado universitario en Comunicación Audiovisual, Publicidad y Relaciones Públicas, Bellas Artes y/o Periodismo, que aportan una visión global del mundo de la fotografía y un amplio background cultural, condiciones indispensables tanto para desarrollar la creatividad, manejar el subtexto de la imagen o la conceptualización visual como para consolidar la técnica. 

Pero recomendable no quiere decir imprescindible: la Formación Profesional ofrece ciclos como el de Grado Superior en Iluminación, Captación y Tratamiento de la Imagen que otorga no solo un título de Técnico Superior, sino que aporta una capacitación técnica especializada en cámara y producción de cine y vídeo, imprescindible hoy día. Además, no solo puedes ser Técnico Superior en Imagen, sino que puedes cursar un Grado Superior en Fotografía o Fotografía Artística, dentro de la familia Artes Plásticas y Diseño. 

En cualquier caso, necesitarás también formación adicional en técnicas digitales de postproducción y una actualización constante de conocimientos, técnicas y manejo de software. La oferta formativa para complementar tus estudios es muy extensa: hay centros especializados en Imagen y Fotografía como la IDEP (Escola superior d’imagte i disseny) de Barcelona o el TAI Transforming art institute en Madrid, y es posible encontrar especializaciones de posgrado en fotografía publicitaria como el Master Universitario en Dirección de Arte en Publicidad  o el prestigioso MAPA: Master en Creación Fotográfica , con el que adquirirás competencias como artista visual necesarias para acceder a un puesto de Director Creativo, por ejemplo, en una agencia. 

Estadísticas Fotógrafo Para Publicidad

Inversión en Publicidad Digital e Imágenes El Fotógrafo Publicitario puede trabajar como freelance o estar inserto en una Agencia de Publicidad; en cualquiera de los casos, las oportunidades laborales para este profesional dependerán del volumen de negocio que genere la publicidad y sus subsectores. Tras una década muy movida, durante la que se han creado diez mil nuevas empresas, el sector de la publicidad parece vivir un nuevo resurgimiento con el auge del marketing digital y las redes sociales. Según el último Estudio de Inversión Publicitaria en Medios Digitales 2019 de IAB Spain, la Asociación de la publicidad, el marketing y la comunicación digital en España, elaborado por PwC, la cifra total de inversión en publicidad digital durante 2019 llegó a los 3.150 millones de euros, es decir, un aumento de un 10,6% con respecto a 2018

En concreto, la cantidad invertida en Display (sin contar con RRSS) supone un 30,7% del total de esos más de 3.000 millones de euros, y de este 30,7% el 61,3% fue destinado al formato Display Non Video, es decir, basada en formatos gráficos fijos; si añadimos que la inversión en Instagram se ha incrementado un 36% en el último año y que esta tendencia va camino de continuar al alza, podemos deducir que el Fotógrafo para Publicidad tiene una amplia perspectiva de empleo durante los próximos años, ya que se trata de un perfil especializado imprescindible para alcanzar a la mayor cantidad de público posible en un entorno de gran competitividad. 

Perspectiva Salarial Fotógrafo Para Publicidad

¿Cuánto puede ganar un Fotógrafo para Publicidad?

Como en casi todas las profesiones, las perspectivas salariales para un fotógrafo dependen de varios factores, como el modelo de contratación, la dedicación, el nivel de experiencia y manejo técnico, o incluso el volumen de facturación de la empresa, agencia o cliente para el que trabaje directamente. No es lo mismo una campaña internacional para una marca de lujo, trabajando como Director de Arte en una reconocida agencia publicitaria que una acción puntual en redes para una pequeña empresa de ámbito local, como freelance. 

En general, el profesional de la imagen publicitaria comenzará realizando trabajos puntuales como autónomo, y en función de la experiencia adquirida podrá ir aumentando sus tarifas por hora. En estos casos, el fotógrafo puede facturar por horas o piezas entregadas, incluyendo las horas de postproducción en el paquete. Dependiendo de la industria, un paquete de 60 fotos y 10 vídeos para promoción, realizados con equipo técnico profesional y que incluyan retoque, en los que se inviertan aproximadamente unas 12 horas de trabajo, se puede cotizar entre 250 y 500 euros. 

El profesional que trabaje para una agencia publicitaria o directamente InHouse (marca o empresa anunciante, poco frecuente) puede percibir un salario medio de entre 20.000 y 40.000 euros anuales, aunque un Fotógrafo para Publicidad con más experiencia y que alcance el puesto de Director Creativo puede llegar a percibir 60.000 euros al año

  • Comparte

Anterior salida profesional

ALERGÓLOGO

Cursos Relacionados

Curso de Técnico Superior en Fotografía Artística

Escuela Superior de Artes Plásticas y Diseño de Vigo

Curso de Técnico Superior en Fotografía Artística

    Categorías

  • Fotografía 6

Profesiones Relacionadas

profesiones
FOTÓGRAFO PARA EDITORIALES
2020-09-14 13:56:00

Tags

  • fotografía profesional
  • fotografo publicitario
  • fotografo
  • fotografia publicitaria

Buscador de cursos