Un día abres una caja que tienes olvidada en el trastero y te encuentras una vieja cámara de fotos de tus padres. Te sientes desconcertada pero acabas dándote cuenta de que la fotografía ha rodeado tu ambiente familiar durante generaciones. Animada comienzas a trastear con la cámara y una idea ronda tu cabeza: ¿ y si hago alguno de los cursos de fotografía que me han recomendado ? Esta historia le puede pasar a cualquiera. Y es que la fotografía puede ser un hobby que con tiempo y dedicación puede convertirse en tu profesión.

Si no eres autodidacta lo primero que debes hacer es buscar una buena escuela.  No todas las escuelas son iguales , las hay más grandes, más pequeñas, que imparten talleres o incluso con titulación propia. Siempre hay que buscar una que se adapte a las posibilidades reales de estudio y que te ayuden a convertirte en un experto fotógrafo. Ya que cuanto más mejores tu técnica mayores posibilidades tendrás de hacer fotos maravillosas y de tener éxito en este sector audiovisual. Actualmente  con Internet y las redes sociales, la fotografía ha llegado a la vida de muchas personas para quedarse y formar parte de su día a día. Cámaras digitales, teléfonos con más pixeles y muchas más herramientas se pueden encontrar con mayor facilidad en el mercado.

 

 

 

Por qué estudiar fotografía

Pero si lo de la fotografía no te viene de herencia , aquí te presentamos 4 razones por las qué estudiar fotografía:

1-.Sector con un alta empleabilidad: una fotografía es un recuerdo imborrable que todo el mundo quiere tener. Cumpleaños, reuniones familiares, viajes…. la vida está llena de momentos que se quieren guardar. Y la mejor manera de tener presente todos estos eventos y que no se olviden es a través de las fotos. Por tanto siempre serán requeridos los servicios de un fotógrafo en cualquier evento!

2-. Te ayuda a expresarte y a brillar en las redes: Si eres reservado ,  la fotografía te ayudará a sacar tu lado artístico a través del cual transmitir tus emociones. Capturar una imagen también puede ser divertido y sacar el lado más humano y personal de una persona sin hablar de ella. O si simplemente quieres que tus amigos se queden con la boca abierta , sólo tienes que compartir las fotos en las redes!

3-. Se puede trabajar en cualquier lugar: No necesitas ir todos los días a una oficina. Puedes hacer una foto maravillosa bajando a pasear al perro. Además hoy en día existen una infinidad de cámaras en formatos pequeños que ofrecen mucha calidad de imagen.

4-.Verás el mundo desde otra perspectiva: a menudo vamos de un sitio a otro sin fijarnos en lo que nos rodea. Cuando tomas fotos estás más pendiente del entorno, de la gente, la naturaleza… siempre buscando el detalle que haga de una situación normal algo especial y conseguir así tu gran foto.

¿Te animas a matricularte en un curso de fotografía?

Aunque pueda sorprender no existen requisitos de admisión ni para ningún curso de fotografía , ni tampoco para ningún master. Basta con querer matricularse y reservar la plaza . Muy importante! Estar  atento al número de plazas disponibles porque estos programas se suelen llenar rápidamente. Además el plan de estudios suele estar supervisado por profesionales del sector. Ellos aportarán toda su experiencia para que puedas desarrollar tu lado más creativo y tu enfoque personal.

 

 

 

 

Autor: PAULA MARTIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *