Cursosypostgrados CURSOSYPOSTGRADOS.COM
Ayudante de instituciones penitenciarias
Maria Corral

El ayudante de una institución penitenciaria puede desempeñar sus labores en vigilancia, oficina o área mixta, dependiendo de las plazas que se convoquen en la oposición. Aunque en ocasiones este trabajo puede ser duro, sin duda obtener una posición fija es un gran atractivo para muchos.

Funciones: Ayudante de Instituciones Penitenciarias

¿Te habías planteado alguna vez conseguir una plaza fija como ayudante en una institución penitenciaria?

Si preparas la oposición a conciencia, estudias con constancia y fijas tus objetivos, seguro que consigues tu puesto en menos tiempo del que pensabas. 

¿Pero en qué consiste el trabajo de ayudante en una institución penitenciaria? Lo cierto es que existen diversas tareas, en función de los puestos que estén disponibles una vez que el candidato consigue su plaza.

Los destinos no se conocen hasta la finalización del proceso selectivo, y son los siguientes: 

  • Puestos en vigilancia: este trabajo consiste en labores en el interior del centro, vigilando a los reclusos. Podrás elegir entre dos variantes: 

    • Vigilancia 1 (V1): con un mayor contacto con los reclusos, y tendrás que trabajar noches, fines de semana y festivos (por ello, contarás con más días de vacaciones y con un mejor salario), desarrollando labores de cacheo, registros, asistencia en celda, requisas, recuentos... El puesto consiste en tres turnos: dos turnos de dos días cada uno, mañana y tarde, y un tercer día por la noche, y posteriormente cinco días de descanso. Los puestos a desempeñar en V1 son en módulo, aislamiento, ingresos, cabinero o enfermería. 

    • Vigilancia 2 (V2): esta modalidad tiene un menor contacto con los reclusos, y su función principal radica en el control de accesos, la información a familiares, el recibimiento de visitas, la entrega de paquetes y cartas, etc. Se trabajan dos turnos, cada uno de dos días de mañana y tarde, y se libran después unos cuatro días. Los puestos a desempeñar en V2 son: en rastrillos exteriores, accesos, cocina, polideportivos, paquetería, comunicaciones e información al exterior.

  • Puestos en oficina: este tipo de trabajo no tiene ningún contacto con los reclusos. Las labores que se ejercen en oficina son burocráticas, administrativas, como en cualquier otro lugar. Las oficinas se sitúan en un edificio fuera del centro penitenciario, y el trabajo se desarrolla en horario de 8:00 a 15:00, de lunes a viernes. 

  • Puestos en área mixta: este puesto tiene cierto contacto con la población interna, puesto que las tareas son administrativas pero en relación a trabajos que se desarrollan dentro del centro penitenciario: economato, mantenimiento, etc. Estos puestos de trabajo también se desarrollan de 8:00 a 15:00, de lunes a viernes.

Como hemos dicho antes, podrás elegir tu destino una vez consigas tu plaza al superar la oposición.

Para poder presentarte, deberás contar con el título de Bachiller, tener nacionalidad española, no tener ninguna enfermedad o inhabilitación que te impida el ejercicio de las funciones, y no tener antecedentes penales. 

¿Y en qué consiste la oposición?

Tendrás que estudiar 50 temas divididos en tres bloques: 

  • 1º: Un bloque de derecho constitucional y derecho administrativo, que incluye temática variada como la conducta humana, la Constitución, el Gobierno...

  • 2º: Un bloque basado en el derecho penal en general (conceptos básicos, delitos, cómputo de penas...) y específico (análisis de figuras delictivas, las penas de cada una...).

  • : Un bloque de derecho penitenciario, en el que se estudia la vida en un centro penitenciario, cómo han de ser las relaciones con los reclusos, los deberes internos, permisos... En definitiva, toda la normativa que versa sobre la vida en un recinto penitenciario. 

Ahora, hablemos de cómo es la prueba

  • Primer ejercicio: consta de un examen tipo test con 150 preguntas, cada una con cuatro respuestas, en las que solo una es correcta. La duración de esta prueba es de 2 horas y 15 minutos. Ojo: cada contestación errónea se penaliza con 1/3 del valor de la pregunta, y cada una vale un punto. El examen se califica de 0 a 20, y para ser apto deberás conseguir al menos un 10.  

  • Segundo ejercicio: este examen consiste en la resolución de diez supuestos prácticos, cada uno con cinco preguntas. La duración de la prueba es de 1 hora y 40 minutos y, al igual que el ejercicio anterior, las preguntas valen un punto, se penalizan las erróneas y el examen se califica de 0 a 20, siendo "apto" aquel que consiga un 10 como mínimo. Pero ten en cuenta que solo pasarán aquellos con mejores puntuaciones hasta completar las plazas que se convoquen.

  • Tercer ejercicio: En realidad, esta prueba consiste en un reconocimiento médico. Este tiene como fin determinar si los aspirantes tienen alguna causa que los excluya para optar a la plaza. Tras ello, el opositor será calificado como "apto" o "no apto".

  • Si el opositor supera todas las pruebas y obtiene su plaza, deberá cumplir un curso selectivo de formación. A través de este curso, el opositor también será calificado como "apto" o como "no apto".  

  • Prácticas: tras la superación del curso, los aspirantes comenzarán un periodo de prácticas, durante el cual compaginarán sus tareas con formación teórica. También tras las prácticas el candidato será evaluado como "apto" o "no apto". En práctias, el funcionario ya percibe un salario base. 

Si te preparas a conciencia y te organizas, podrás preparar la oposición de manera óptima en un año.

No te desanimes si no consigues tu plaza a la primera: podrás continuar presentándote en las siguientes convocatorias. 

Estadísticas Ayudante de Instituciones Penitenciarias

La convocatoria para estas oposiciones es una de las más frecuentes de entre toda la Administración del Estado.

Únicamente hubo dos años, 2012 y 2013, en los que no hubo convocatoria.

El resto de años siempre se han ofertado plazas, lo cual, sin duda, es un dato muy favorable para todos aquellos aspirantes que deseen trabajar en un centro penitenciario. 

A día de hoy podemos apreciar que la cantidad de plazas aumenta con los años, hasta aproximarse a las cifras que se publicaban antaño, antes de la llegada de la crisis financiera que vivió nuestro país.

Además, hemos de tener en cuenta otro dato importante: de la totalidad de la plantilla que trabaja en un centro penitenciario, existe un porcentaje muy alto de personas que superan los 50 años de edad, lo que en años venideros se traducirá en muchas más plazas que tendrán que cubrirse. 

Ya sabes: lo más importante a la hora de plantearse sacar una oposición es la organización, la constancia y el trabajo duro. Una vez consigas tu plaza fija, los beneficios serán más que gratificantes. 

Perspectiva Salarial Ayudante de Instituciones Penitenciarias

El salario medio de este profesional suele estar comprendido entre los 25.000 y los 30.000 euros brutos anuales.

Con el paso del tiempo y adquiriendo más experiencia, no es difícil que un ayudante de instituciones penitenciarias llegue a los 35.000 euros al año.

La retribución final también tendrá mucho que ver con la localización en la que se desarrollen las labores del funcionario. 

 

  • Comparte

Anterior salida profesional

ALERGÓLOGO

    Categorías

  • Administrativo del Estado 18

Profesiones Relacionadas

Tags

  • centro penitenciario
  • ayudante instituciones penitenciarias

Buscador de cursos