Se trata de un perfil muy demandado, ya que se encarga de gestionar y controlar las operaciones diarias del departamento de contabilidad, optimizando el balance entre gastos e ingresos, y controlando la efectividad de la empresa.

Como ser Jefa Jefe de Contabilidad
Raquel Marquez


Funciones: Jefe de Contabilidad

¿Se te dan bien los números y llevas a rajatabla el equilibrio entre gastos e ingresos de tu presupuesto? Quizá te debieras plantear dedicarte a una profesión con gran demanda profesional y un alto grado de estabilidad: Jefe de Contabilidad en una empresa

Si te interesa este puesto, deberás saber que dentro de una empresa este/a profesional se encarga de planificar y organizar, dirigir y supervisar todas las operaciones contables y financieras de una empresa.

Así dicho, queda todo muy bonito. Pero, en realidad, ¿cuáles son las tareas encomendadas a un Jefe de Contabilidad?

Muy sencillo. Estos profesionales se encargan de gestionar y controlar todas las operaciones de su departamento o área de responsabilidad. Y más tarde desgrana y analiza todos los datos e informaciones de contabilidad, ya que deberá redactar y crear informes, donde los datos se puedan visualizar con facilidad, para reportar a sus superiores o a los directivos de la empresa. 

Más tareas: el Jefe  de Contabilidad tendrá la responsabilidad de contabilizar y cerrar (mensualmente, trimestralmente, anualmente, como corresponda) el estado financiero de la empresa, de llevar el control de toda operación contable (inputs, outputs, stocks...) y de los análisis financieros del estado que correspondan.

¿Crees que es poco? Bueno, añade además que estos profesionales supervisarán que toda tarea administrativa se lleva a cabo, tanto pagos a proveedores como modificaciones puntuales, puesta al día de tasas, impuestos o licencias... y llevará al día el control de los gastos industriales y costos de las operaciones.

Por supuesto, la gestión y relación con auditorías externas o con las entidades de fiscalización y control del estado o de la industria también estarán bajo el control de las Jefas de Contabilidad.

Estas profesionales supervisarán los números y cifras de todos los departamentos, si corresponde, para analizar el estado global de la empresa, o se ocupará de supervisar sus secciones y reportará a su responsable o superior. También se encargan de la Tesorería de la empresa y todas sus operaciones, y controlará que el balance de la empresa se encuentra en equilibrio.

Además de llevar al día los datos e informes, se encargará de sacar conclusiones de todo ese flujo de información, con el objetivo de optimizar los procesos, de cuidar de los activos del capital empresarial y de los beneficios del accionariado, y, en su caso, conciliar todos estos movimientos con la deuda financiera que la empresa pudiera arrastrar.

Por último, el cierre anual pondrá a prueba las capacidades y resistencias de estas profesionales de la Contabilidad, ya que además de cuadrar todos los flujos financieros la Jefa de Contabilidad deberá auditar cada departamento o sección, de tal manera que pueda crear un panorama visual de la situación concreta de la empresa en realidad, y propondrá mejoras o correcciones en los procesos, para así cumplir con los objetivos.

Así que prepárate para mucho movimiento, aunque a primera vista la contabilidad no parezca un tema apasionante. En realidad, es todo un viaje, el año de un Jefe de Contabilidad.



Estudios Necesarios

¿Ya te ha entrado el gusanillo contable? Perfecto. El siguiente paso será buscar una formación adecuada para convertirte en la mejor en tu campo. 

Y, ¿cómo se forma un jefe Contable?

Aquí sí que hay formación para aburrir. Puedes elegir el campo que más te interese, desde la perspectiva que más te guste y con la duración que te convenga. Pero vamos a ser prácticos. Si tu objetivo es comenzar a trabajar cuanto antes e ir adquiriendo experiencia a la vez que continúas obteniendo certificaciones profesionales, lo mejor es que revises todas las opciones que puedes encontrar en los Ciclos Formativos Profesionales de la familia Administración y Gestión. Si tu meta es alcanzar el puesto de Jefa o Jefe de Contabilidad, nuestro consejo es que comiences por un grado medio o superior. En estos ciclos tienes:

- Técnico en Gestión Administrativa.
- Técnico Superior en Administración y Finanzas.
- Técnico Superior en Asistencia a la Dirección. 

Una vez dispongas de cualquiera de estas titulaciones, podrás acceder a un puesto que te permita ir adquiriendo competencias profesionales, y asi ascender más rápido.  Mientras debes  complementar tu formación con cursos de contabilidad o módulos individuales sobre diversas tareas: fiscalidad, gestión del almacenaje, normativas contables internacionales, facturación o softwares (contaplus, facturaplus).

Sin embargo, en el caso de que prefieras estudiar primero en profundidad todos los aspectos de la contabilidad, lo mejor sería un Grado Universitario en Contabilidad y Finanzas. Esta titulación está disponible en casi todas las universidades del territorio español.

Eso sí, mientras estudias sería conveniente que te certificaras en disciplinas y softwares relacionados con la fiscalidad, el control y la gestión financiera, y que adquirieras experiencia en empresas gestionando y cruzando datos financieros. Y si lo que quieres es asegurarte un puesto estable y de alto salario en un futuro, lo mejor es que te prepares con un curso de postgrado o masters de finanzas


Datos y Estadísticas

Y ahora, al grano. ¿Qué posibilidades hay de empleo para una Jefa de Contabilidad?

Lo primero que tienes que saber es que existen múltiples opciones y ámbitos en los que aplicar tus conocimientos. Por ejemplo, para el año 2021 y según Adecco, uno de los empleos más demandados será el denominado 'controller' de producciones audiovisuales (series, programas, películas...), quien se encarga de controlar la contabilidad de producciones audiovisuales en todos sus estadios de producción, para asegurarse de su rentabilidad. 

Así, el Jefe o la Jefa de Contabilidad es una figura imprescindible en cada empresa, sector o industria: como encargado de la contabilidad de una empresa textil o de un concesionario de automóviles; se trate de llevar las finanzas de un restaurante o de una marca de moda a gran escala, en todos estos casos es necesario que exista una persona con capacidades y suficiente experiencia como para equilibrar los flujos administrativos de la empresa, cualquiera que sea el producto o servicio que ofrezca. Además, aunque los contables técnicos y personal auxiliar tiene bastantes probabilidades de ser sustituidos por automatizaciones en un futuro, las responsables y Jefas de Contabilidad (así como los directivos y encargados de supervisar tareas) no son susceptibles de ser sustituidos por entidades de inteligencia artifical. (ver gráfico)

Además de para empresas, como profesional de la contabilidad puedes montar tu propio negocio y ofrecer auditorías o servicios contables tanto a particulares como a sociedades, tanto del sector público como el privado. Y, hablando del sector público, este también puede ser un buen nicho donde encontrar un empleo. Toda institución y organismo públicos deben contar con profesionales que se encarguen de administrar sus finanzas y establecer saldos contables. 

Así, parece que está claro que si has elegido como meta convertirte en la Jefa de Contabilidad más preparada para encontrar un empleo estable y lucrativo, tienes bastantes probabilidades de labrarte una carrera con futuro, estabilidad y un sueldo apetecible


Perspectiva Salarial de Jefe de Contabilidad

En cuanto al salario, siempre irá en función del sector al que te dediques, pero es probable que sea bastante alto. Se trata de un puesto muy cotizado, el de responsabilizarse del saldo contable de una empresa. Un jefe de contabilidad puede comenzar percibiendo del orden de los 30.000 euros anuales, si su empresa o industria es de bajo beneficio, e ir ascendiendo según obtenga mejores resultados, y también existe el caso de una Jefa de Contabilidad que, debido a su formación y experiencia en un sector determinado que genere alto valor y beneficio (por ejemplo, controller financiero del mercado de valores, o controller de producción audiovisual) llegue a obtener entre 60.000 y 80.000 euros anuales. 

  • Comparte


Profesiones Relacionadas