Cursosypostgrados CURSOSYPOSTGRADOS.COM
Educadora con ordenador
Raquel Marquez

La orientadora escolar ayuda a los alumnos a elegir qué estudiar, sobre todo en secundaria. Pero hace mucho más. Puede convertirse en un auténtico pilar en la relación de cada joven con su centro de estudios, su familia y el mundo laboral, conectando su pasado con su futuro.

Funciones: Orientadores en Centros Educativos

Y si todo esto te suena bien para tu propio futuro, seguro que serás, o eres, un buen orientador. Con una formación siempre relacionada con la enseñanza, el orientador es capaz de detectar necesidades de los alumnos, no siempre estrictamente educativas, pero a las que podemos adaptarnos como profesionales de la educación haciendo su vida más fácil y allanando su camino.

En un entorno siempre competitivo, y en medio del estrés de las notas y las decisiones que lo condicionarán todo, el orientador no ve al estudiante como una pieza de la maquinaria hostil que a menudo es la sociedad, sino como persona vulnerable atravesada por distintas identidades. Puede verlo como ser sociable, como hijo, como alguien equipado con un tipo de inteligencia y de sensibilidad propias… y comunicarse con él sin juzgarlo. Aquí no tiene que demostrar que vale, seguro que vale. Y podemos ayudarle a descubrir para qué.

Si tiene tiempo y medios, y se relaciona bien con el resto de profesores y cuidadores (enfermeras, encargados del comedor…), una buena orientadora puede hacerse un retrato muy aproximado de lo que ocurre en un centro fuera de lo estrictamente académico. Puede prevenir qué medidas de seguridad van a funcionar mejor, o puede evitar el fracaso escolar de una alumna, porque no ve solo su rendimiento, sino sus circunstancias. No se demuestra la misma energía y aptitudes en clase si se viene de un hogar tranquilo y acomodado que si lo que debería ser el nido es todo gritos, tareas de Cenicienta y un ordenador de hace quince años para tres hermanos.

Es mucha responsabilidad, pero cuando se puede ejercer bien, pocas cosas más bonitas en las que trabajar.

Los orientadores deben estudiar Educación (Magisterio, o acceso al profesorado desde otras carreras…), Pedagogía o Psicología, y conviene que se especialicen con cursos de postgrado de Orientación Psicopedagógica o, mejor aún Másters con prácticas completas donde puedan ver con tiempo el trabajo real en primera fila. En la educación pública, tendrán que aprobar la oposición de Pedagogía y Psicología.

Para ser cotizada en centros privados, la orientadora de centros educativos deberá poder diseñar planes para la mejora del currículo del centro, para actualizarlo con nuevas tecnologías si es necesario y para detectar oportunidades de mercado atrayendo a más familias.

Otra tarea del psicopedagogo u orientador del centro es dedicar más atención a alumnos con necesidades especiales, con lenguas maternas diferentes, etc., velando por la mejor convivencia posible y atendiendo a la integración de la diversidad. Después de unos años de bregarte en estas tareas, podrás subir en consideración y en sueldo.

Estadísticas Orientadores en Centros Educativos

Es importante no solo que haya orientación, sino que haya una buena ratio por cantidad de alumnos, los orientadores suelen estar desbordados. Un reportaje de 2019 en El País, firmado por Ana Torres, dejaba ver que los alumnos españoles lo piden a gritos. Un test a través de alguna app que al final propone una carrera u otra se queda muy corto.

Cada vez somos más conscientes de algo que, como explica el artículo, ya se reconocía en la ley General de Educación de 1970, el derecho a la orientación en los centros educativos. Entre las tareas de este importante profesional, mencionan la “evaluación psicopedagógica, dictámenes de escolarización o planes individualizados para alumnos con dificultades de aprendizaje” o el “asesoramiento académico y profesional”.

 

 

Además, con la LOMCE los alumnos tienen que tomar decisiones vitales sobre su itinerario a los 14 años, lo que hace la labor del orientador especialmente importante. Muchos mal asesorados pueden decidir no cursar matemáticas, por ejemplo, y luego tendrán grandes problemas en los primeros cursos de la mayoría de las carreras de ciencias. Otros pueden decidirse por una lengua extranjera en primero de bachillerato y para entonces ser demasiado tarde, porque los alumnos que la escogen desde tercero tendrán prioridad y llenarán los grupos.

¿La solución? Orientación y cuanto antes, mejor.

Perspectiva Salarial Orientadores en Centros Educativos

Aunque los emolumentos pueden variar dependiendo de si el centro es público o privado y según la comunidad autónoma, suelen oscilar en torno a los 22.000 y 30.000 euros anuales.

                         

En las Tablas salariales de 2018 de la Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos de UGT (FeSP-UGT), se establece un salario de 1546,29 € (14 pagas) para el orientador educativo peor pagado (el de primaria y 1º y 2º de la ESO), con 36,99 euros añadidos por cada trienio.

El sueldo va subiendo y llega hasta los 1869,55, con trienios de 48,81, en centros de Bachillerato sin conciertos ni subvenciones.

  • Comparte

Anterior salida profesional

OPERARIO RED DE DISTRIBUCION DE AGUA

Siguiente salida profesional

ALERGÓLOGO

    Categorías

  • Docencia Enseñanza 10

Profesiones Relacionadas

Tags

  • orientacion escolar
  • orientacion en la formacion

Buscador de cursos