Enfermedades como el Alzheimer cobran cada día más importancia debido al incremento en el número de afectados cada año. Por esto es tan valiosa la ayuda de profesionales como los auxiliares de enfermería que velarán por su bienestar.

Qué es el Alzheimer

Podemos afirmar que es la causa más frecuente que conduce a la demencia. Esta enfermedad degenerativa hace que se vayan perdiendo neuronas progresivamente llegando a la pérdida de memoria. Y con ella se pierde igualmente en sentido de la orientación y nos encontramos con una dificultad mayor a la hora de hablar. Esto provoca una serie de cambios como pueden ser la dificultad para realizar las tareas diarias o ser autónoma. Por ello es tan importante la labor del auxiliar de enfermería con personas que sufren alzheimer.

Es sumamente bueno que la enfermedad se diagnostique y se trate lo antes posible para retrasar su avance. Además ha de realizarse de manera diaria ejercicio físico, llevar una dieta equilibrada y realizar actividades que les permitan aprender y recordar información.

Aunque aún no se confirma qué es lo que provoca esta pérdida de memoria se sabe que el factor genético está presente en al menos un 1% de los casos. La enfermedad se suele detectar más en mujeres que en hombres y con una edad superior a los 65 años . De ahí la importancia de hacerse chequeos continuos que permitan la detección temprana y de esta manera recibir el tratamiento adecuado. Aunque hoy por hoy es uno de los mayores problemas ya que no suele detectarse a tiempo. Lo recomendable es que cuando haya el mínimo síntoma acudir al médico aunque a veces sea algo vergonzoso evitará males mayores.

 

 

El Alzheimer en nuestro país

En España, más de un 6% de los españoles mayores de 60 años sufren Alzheimer lo que equivale a unas  800.000 personas aproximadamente . Así, nos encontramos con que España es el tercer país del mundo después de Francia e Italia con mayor prevalecencia de la demencia. Según la Sociedad Española de Neurología cada año se diagnostican alrededor de 40.000 casos nuevos. Habiendo aún un porcentaje alto , en torno al 80% de casos de Alzhemer leve que quedan sin diagnosticar .

Normalmente los encargados de cuidar a los pacientes con Alzheimer son los familiares. Esto supone una carga emocional y física importante para la que muchas veces no es está preparado. Más del 50% de los cuidadores sufre algún ataque de ansiedad y casi un 27% corre el riesgo de caer en depresión . Por tanto lo mejor es contar con la ayuda y apoyo de profesionales como los auxiliares de enfermería para que les atiendan correctamente. Ellos sabrán cómo hacer frente a sus necesidades y estarán pendientes de que reciban las atenciones oportunas.

Qué cuidados debe tener el auxiliar de enfermería con el paciente con Alzheimer

La atención a pacientes con Alzheimer ha de ser integrada y abordarse de una multidisciplinar donde tanto la familia como los auxiliares de enfermería participen activamente. Principalmente será necesario abordar un plan siendo el objetivo primordial la mejora de la calidad de vida del paciente. Se trabajará fundamentalmente sobre 6 aspectos destacados que nos encontramos en nuestra vida cotidiana:

1 -. Higiene:

Se debe respetar al máximo su intimidad y para ello realizarse en el momento del día más adecuado para cada paciente. Tener la temperatura ambiente sobre los 22ºC y prestar atención al cuidado de la piel y a la longitud de las uñas serán aspectos destacados.

2-. Alimentación:

Aquí se debe tener en cuenta que el paciente haga una dieta equilibrada. Las comidas se han de fraccionar incluso modificar la textura si es necesario para mejorar el sabor. Se recomiendan usar vajilla irrompible y con mangos de fácil sujeción.

3-. Vestimenta

Vestirse para ellos acaba siendo una actividad compleja por ello lo más recomendable es utilizar ropa con velcro en lugar de botones y sin cinturón. También evitar zapatos de tacón sin cordones y de punta redondeada.

4-. Incontinencias

Las incontinencias son muy habituales en estos pacientes y esto puede provocar infecciones. Es aconsejable por tanto evitar la sobreexposición a la orina durante mucho tiempo y colocar pañales nocturnos.

5-. Movilidad

Las personas con Alzheimer no pueden realizar el mismo tipo de actividad física que realizaban anteriormente. Por eso debemos ayudarles a encontrar y mantener el equilibrio y así evitar posibles caídas. A medida que avance la enfermedad se deberá usar bastón o andador.

6-. Entorno

Es primordial que el paciente se sienta a gusto en su entorno porque ello le aportará beneficios físicos y psíquicos. Por eso el lugar donde se encuentre ha de tener muebles sencillos, con buena luz natural , que todo esté ordenado, pasamanos o relojes con números grandes entre otras cosas destacadas.

 

 

Qué estudiar para ser auxiliar de enfermería

Si sientes interés por el sector sanitario y la ayuda a los demás puedes prepararte con alguno de nuestros cursos de auxiliar de enfermería . Te formarás para  desempeñar las labores de apoyo en hospitales, residencias y centros de día. Para ello se profundizará en las labores del auxiliar de enfermería tanto desde una perspectiva sanitaria: cuidado de heridas, técnicas de higiene o aplicación de vendajes como en la gestión y administración general del servicio de enfermería: atención al cliente, control del instrumental.

Autor: PAULA MARTIN

Una respuesta a “Como ayudan los auxiliares de enfermería a las personas con Alzheimer”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *