Linkedin stories ofrece una oportunidad de oro tanto para marcas como para usuarios

Linkedin stories ofrece una oportunidad de oro tanto para marcas como para usuarios.

Todos conocemos las características stories de Instagram, Facebook o Whatsapp. Estas historias se caracterizan por ser publicaciones temporales, de corta duración, muy populares entre los usuarios de la red. Las stories se pusieron de moda hace unos años gracias a Snapchat, que las hizo irrumpir en el entorno de las redes sociales pisando fuerte. Snapchat viralizó este tipo de contenido efímero y en vertical, y fue tal su boom que Facebook decidió copiar esta idea para todas sus apps. Ahora esta funcionalidad llega a Linkedin la red social más profesional.

Linkedin stories

Las stories de Linkedin te permitirán publicar en tu perfil fotografías o vídeos efímeros, exactamente del mismo modo que en cualquier otra red social. Estas historias aparecen diferenciadas en la parte de arriba de la aplicación, en una fila en la que podrás ver las de tus demás contactos o las de los perfiles de empresas que sigas. Al igual que en el resto de redes sociales, las stories se esfumarán en 24 horas. Eso sí: de momento, esta función es exclusiva de la app móvil. Por el momento Linkedin no permite ver ni crear historias desde su versión web.

Linkedin stories

Linkedin stories permite añadir stickers, texto, y mencionar a otros contactos. La app permite crear historias de un máximo de 20 segundos al momento mediante la cámara, o bien añadir contenido desde la propia memoria del teléfono. También responder a una historia es sencillísimo: podrás enviar una reacción o un mensaje directamente, y este llegará al buzón de mensajes de la aplicación. Te será posible borrar las historias y también descargarlas si quieres mantenerlas en tu móvil. La primera vez que utilices esta nueva función, la aplicación te pedirá que aceptes ciertos permisos en cuanto a grabación de fotos, vídeo y audio. También tendrás que permitirle a la app el poder acceder a tu carrete fotográfico. Una vez hecho esto, ya estarás listo para publicar lo que desees.

Como ves, la funcionalidad no dista mucho de las de las demás apps que tanto conocemos, salvo por una excepción: en Linkedin no verás filtros extravagantes. Esta red social, pensada para profesionales, prefiere mantener su seriedad en este aspecto.

Una gran ventaja profesional

Sin duda, Linkedin pretende con esta nueva función añadir frescura, dinamismo y potenciar la comunicación entre contactos. Y es que ¿quién dijo que las historias efímeras no pudieran tener cabida en una red social profesional? Estamos acostumbrados a ver filtros locos en Instagram, a cambiar nuestros rasgos, a modificar incluso nuestra voz y divertirnos con nuestros contactos. Linkedin transforma esta funcionalidad y la convierte en una herramienta social muy útil para los usuarios, pero también para las marcas.

Compartir historias breves en un entorno profesional puede ayudar a que las empresas refuercen su vínculo con la audiencia, a que los usuarios conciban Linkedin como una app más inmediata y cercana. Para influencers, líderes de opinión y usuarios al uso, las stories quizá sirvan para crear conexiones más cercanas, para impactar.

A la hora de publicar historias, el usuario debería tener siempre en cuenta su enfoque, su público y sus motivos. El riesgo de que las stories resulten excesivas o inapropiadas está ahí, desde luego, como ocurrió todas las veces que esta función se implementó en otras redes sociales. Está claro que solo sabremos si esta nueva función da buenos resultados con el tiempo, pero sin duda podemos afirmar que, de momento, Linkedin stories ofrece una oportunidad de oro tanto para marcas como para usuarios.

Linkedin stories

En resumen, podemos decir que Linkedin stories ofrece:

  • Una mayor posibilidad de comunicación y cercanía.
  • Más frescura y dinamismo dentro de la app.
  • Una oportunidad de oro para empresas y usuarios de mostrar su lado más profesional de una manera creativa.
  • Una comunicación privada y fácil.
  • Un refuerzo en el vínculo entre marca/audiencia.

¿Habrán llegado las stories para quedarse?

Está claro que, como ocurre siempre, las nuevas funcionalidades de una aplicación van a generar alabanzas y críticas a partes iguales. Hay quienes no han tardado en mostrar su descontento con esta nueva posibilidad de Linkedin, aludiendo que la red social profesional no tenía necesidad de incorporar una función que la asemeje tanto a redes como Facebook o Instagram. Otros usuarios, sin embargo, no han dudado en comenzar a utilizar las historias de la app con entusiasmo.

Guste o no guste, no podemos ignorar el tremendo éxito que los contenidos efímeros tienen en el mundo online. Linkedin ha sabido incorporar esta herramienta en su contexto, entendiendo que sus usuarios van a saber darle cabida de la manera más profesional. Se espera, además, que la red social propiedad de Microsoft vaya añadiendo nuevas actualizaciones para sus stories.

Los contenidos efímeros crean mucha interacción, algo que sin duda Linkedin ha considerado como una prioridad. Su estrategia, por ahora, está dando resultados, y la llegada de esta herramienta se suma a los éxitos que la red social venía cosechando desde principios de año: durante el primer trimestre de 2020, Linkedin registró un récord histórico de interacciones.

La popularidad es un factor importante para toda red social. Se busca que el usuario utilice la app, que cree vínculos, que se comunique, que interactúe. Las stories tienen un éxito abismal en el entorno cibernético, y está claro que, por ahora, las de Linkedin han llegado para permanecer. El paso de Linkedin para no quedarse atrás en cuanto a tendencia se ve como algo acertado y fresco: solo el tiempo dirá cómo funciona el contenido efímero entre profesionales de todo el mundo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>