Cursosypostgrados CURSOSYPOSTGRADOS.COM
asesoría
Raquel Marquez

Asesorar a empresas te permitirá vivir en primera fila y como actor protagonista el mundo corporativo, asistiéndolas en su creación, compartiendo sus ilusiones y guiándolas en todo tipo de riesgos, en muchos casos sin necesidad de asumirlos tú. Una actividad que en España es estructuralmente necesaria y que te hará imprescindible sin quitarte el sueño.

Funciones: Asesor de Empresa

Prácticamente todos los proyectos empresariales tienen una cosa común y es la necesidad de asistencia externa para parte de sus procesos administrativos, laborales, contables, fiscales y jurídicos. En nuestro país, el peso de la pequeña empresa es un tema común en todos los foros, y cuando no existen departamentos especializados para todo (básicamente, porque no hay dinero para los empleados que harían falta) se externalizan muchas labores, algunas de pura rutina, pero otras vitales. ¿Qué tipo de inversores buscar? ¿Qué modelo fiscal nos conviene? ¿Es buena idea arriesgarse a según qué conflicto jurídico? ¿Qué demonios significa esa gráfica?

Aquí entra el papel de los asesores de empresa, expertos en las distintas ramas de administración y consultoría, para remangarse y trabajar en ello, dejando que las CEOS se dediquen a su visión personal y su ego. Mientras su estrategia puede estar en el largo plazo hasta la utopía, la nuestra como asesores es el aquí y ahora, y ese obstáculo de ahí que nos va a golpear en la cabeza en tres, dos, uno…

El asesor es un todoterreno, una persona práctica, formal en el trabajo y ordenada que, según su especialidad, puede redactar los contratos (laborales o mercantiles), asesorar en política fiscal ahorrando impuestos, calcular según datos del empresario salarios y nóminas y hacerlos efectivos, llevar la contabilidad y aconsejar en general según el estado del sector.

Si eres jurista, puedes ser también asesora jurídica, ayudando a que todo se desarrolle conforme a la ley, representando a la empresa como defensora, negociando con otros agentes relacionados con ella (trabajadores, otras empresas, etc.) y manteniendo al día los procedimientos según nuevas normativas y prioridades de las administraciones.

Psicológicamente, como asesora tienes que generar confianza y ser capaz de asumir los miedos de las empresas, hacer que se sientan cuidadas. Esto es cuestión de profesionalidad, de conocimiento, pero también de presencia de ánimo. ¿Suelen decirte que relajas a la gente? ¿Eres de esas personas que inspiran la idea de que todo va a salir bien? ¿Tiendes a hablar en plural tomando los problemas como propios y haciéndolos parecer menos graves? Además de psicóloga, puedes ser una grande de la asesoría de empresa.

No hay una formación única para dedicarte a la consultoría o la asesoría de empresas, aunque hay varias carreras universitarias que allanarán mucho el camino para tener un buen puesto: Administración y Dirección de Empresas, Economía y Derecho, sobre todo.

Como son habilidades muy prácticas, hay muchas formas de llegar a lo más alto sin ser universitario, pero la formación sí que es importante. En las Escuelas de Negocios más prestigiosas tienes Másters, MBA y cursos con distintas orientaciones, y muchos de ellos tienen buena calidad incluso online. Te enseñarán a dominar las leyes fiscales, laborales y las prácticas contables y te prepararán para utilizar las tecnologías más importantes, entendiendo los datos y los programas informáticos para controlar los mercados.

Normalmente estarán divididos: o asesor en servicios financieros, o asesor laboral o asesor jurídico o contable, pero muchas veces combinan varias. Busca grados en ADE, Marketing, Gestión Empresarial con Business Analytics e International Business.

Estadísticas Asesor de Empresa

En un reciente estudio de Anfix sobre las asesorías, basado en consultas a 450 asesores, concluyeron que un 90% de los despachos había mantenido o mejorado su cartera de clientes en 2019, que el principal reto a corto plazo es la digitalización y automatización (muy importante que lo tengas en cuenta en tu formación), y el 83% de los asesores contestó que se iban a dar cambios sustanciales en el futuro inmediato para los que había que estar preparado y convertirse en consultores de amplio espectro.

Estos datos son anteriores a la pandemia, y apostamos a que el papel de las asesorías se revalorizará aún más, incluso si la economía en general se contrae durante mucho tiempo.

 

Perspectiva Salarial Asesor de Empresa

Hay un chiste que dice que un asesor de empresas lo que hace es tomar prestado al cliente su reloj para decirle qué hora es, y luego quedarse con el reloj. Si consigues ser consultora de alto nivel, asesorando a grandes holdings, muchos pensarán que estás vendiendo “duros a peseta”, por las cantidades que puedes llegar a cobrar. En realidad si hay un mundo en que se exigen resultados es el de la empresa, y en concreto el de la asesoría: si puedes prosperar es porque puedes ayudar. Y con ayudar nos referimos a salir muy barato en comparación con los resultados.

En niveles altos, cuando manejas mucho riesgo en una consultora importante, tienes una posibilidad y es dejar de cobrar por mes, por hora o por proyecto y hacerlo cobrando una parte del beneficio, incluso comprando una parte de la empresa asesorada que luego puedes vender si se revaloriza. También puedes ir a porcentaje si consigues hacerles ganar una indemnización, una subvención o un concurso público. Fija claramente la oferta y puedes ganar mucho dinero a la vez que lo haces ganar.

Si eres más conservador y quieres llevar tu negocio como un funcionariado, en España tendrás también mucho trabajo del que te permite salir a tu hora y vivir sin sorpresas. Puedes cobrar a autónomos solo 50 o 60 euros al mes pero tener rápidamente a clientes suficientes para un buen sueldo.

En este tipo de visión “conservadora”, la media con pocos años de experiencia está en unos 2.000 euros al mes, e insistimos, eso está muy bien cuando además trabajas casi sin riesgo propio. Si te especializas como asesor laboral en operaciones delicadas (grandes ERES, ERTES, etc.), como asesor jurídico en temas concretos o te haces un nombre después de cinco o diez años, la cantidad puede acercarse a los 3.000 euros al mes sin dejar de trabajar por cuenta ajena.

 

  • Comparte

Anterior salida profesional

OPERARIO RED DE DISTRIBUCION DE AGUA

Siguiente salida profesional

ALERGÓLOGO

Cursos Relacionados

Máster en RRHH y Gestión del Conocimiento

Funiber - Fundación Universitaria Iberoamericana

Máster en RRHH y Gestión del Conocimiento

    Categorías

  • Dirección de Recursos Humanos 20
  • Gestión Laboral 4

Profesiones Relacionadas

profesiones
INTERVENTOR SOCIOLABORAL
2020-09-25 12:54:55
profesiones
JEFE DE PERSONAL
2020-09-24 19:00:09

Tags

  • asesor laboral
  • asesor fiscal
  • asesor financiero
  • asesor de empresa

Buscador de cursos