La formación de hacker profesional, con big data e inteligencia artificial, como auditor de seguridad, experto en hacking, analista de vulnerabilidades, mitigación de ataques, etc., es cada vez más una apuesta por los cursos reglados

Hace más de seis años desde que la RAE decidió incluir en su diccionario la palabra, ya muy generalizada en todos los medios, de hacker. Pirata informático, en su acepción negativa originaria: alguien entrenado, normalmente de forma autodidacta, para quebrar los sistemas de seguridad y llevar a cabo delitos y boicots, sobre todo a través de internet.

Lo que sucede es que, en cuestiones de seguridad, como bien saben policías y ladrones, el mayor experto es el que, si quisiera, podría romper todas las barreras.
Se necesitan hackers éticos con formación en tecnología e informática y experiencia para trabajar en sistemas para bancos, aseguradoras y todo tipo de empresas como expertos en ciberseguridad, y eso, a diferencia del pirateo de los siete mares y el loro en el hombro, sí se puede estudiar.

Las funciones del hacker profesional

De hecho, la formación de hacker profesional, con big data e inteligencia artificial, como auditor de seguridad, experto en hacking, analista de vulnerabilidades y mitigación de ataques, etc., es cada vez más una apuesta por los cursos reglados, y aunque la experimentación en primera persona y la curiosidad y la paciencia insaciables son muy buenas cualidades en un profesional del hackeo ético (también llamados White Hat, sombreros blancos), los estudios en ciberseguridad están ahí, aún poco extendidos en las universidades públicas pero accesibles para los interesados en los ordenadores y las nuevas tecnologías que busquen cursos y postgrados sobre el tema.

Lo sabe también la Real Academia española de la lengua y ahora tenemos la flamante segunda acepción: “Persona con grandes habilidades en el manejo de las computadoras que investiga un sistema informático para avisar de los fallos y desarrollar técnicas de mejoras”. Vale, sí, un poco simple en comparación con todo lo que podríamos decir. Se nota que son de letras…

En cualquier caso este campo es cada vez más necesario y se prevé que cada vez haya más puestos de trabajo para hackers. Es uno de los sectores en los que cuesta encontrar a personas formadas para cubrir todas las plazas, y por tanto es una muy buena carta de negociación, quizá mejor aún que la media de los estudios en transformación digital en general.

Más tecnología, más inseguridad

Más vale que llenemos esas plazas como sociedad, pues lógicamente, cuanto más generalizada esté la tecnología y más aumente el teletrabajo y la digitalización, más delitos cibernéticos habrá contra empresas e instituciones públicas.
Con expertos en estafas online, phishing (suplantación de identidad), especialistas en virus informáticos y malware y estudiantes con masters y postgrados sobre seguridad informática lo tendremos mucho más fácil.

Lo primero conveniente es un título universitario o ingeniería técnica en programación, matemáticas, administración de sistemas… y una actitud creativa, analítica, y de gusto por la resolución de problemas. Un grado o en algunos casos incluso un ciclo formativo superior relacionado con la informática puede ser un buen punto de partida.

Después, puedes especializarte con másters en ciberseguridad presencial y online, másters en seguridad informática, másters en seguridad de tecnologías de la información y las comunicaciones… donde lo aprenderás todo sobre sistemas locales y redes de información, criptografía, creación de redes de seguridad, seguridad en sistemas móviles, informática forense y auditoría y mucho más que te capacitará como hacker ético. Tienes también cursos públicos de criptología pero suelen estar dirigidos a militares, servicios de inteligencia y otros funcionarios.

Más formación en ciberseguridad

Lo mejor es que aprendas sistemas operativos tanto en Linux como en Windows, nos dice uno de los expertos consultados por Xataka en su artículo sobre el tema de hace unos años. Como Windows está demasiado a mano, para coger soltura recomiendan desinstalarse un buen tiempo este sistema y acostumbrarse a Linux, un año o más.

No dejes de lado la documentación y sigue tu curiosidad hasta donde te lleve: blogs, libros sobre hacking, redes sociales de expertos hackers a los que admires… Hay mucha información para completar.

Para nota, busca formación en exploiting y reversing. Es complicado y te distinguirá sobre los demás candidatos, aunque hay que tener en cuenta el precio. Sigue lo que más te interese y especialízate dentro del hacking profesional: seguridad ofensiva, blue team y red team, threat hunting

Si quieres saber cómo convertirte en un hacker y qué estudiar, echa un ojo a estos cursos de ciberseguridad  y consúltanos lo que necesites.


Por último, con la formación que te recomendamos a lo largo de este artículo podrás optar a otras salidas profesionales dentro del sector de la ciberseguridad.

Además de la profesión de Hacker Ético puedes optar por salidas como Director de seguridad de la información (Chief Information Security Officer, CISO), Consultor de preventa, Analista de Malware, Consultor de seguridad, etc.

A continuación te dejamos la siguiente tabla dónde podrás echar un vistazo al rango salarial anual bruto de las profesiones anteriormente citadas.

ProfesiónRango Salarial
Chief Information Security Officer50.000 € – 144.000 €
Hacker Ético 75.000 € – 115.000 €
Consultores de preventa70.000 € – 100.000 €
Manager de ciberseguridad45.000 € – 90.000 €
Analista de malware28.000 € – 60.000 €
Consultor de seguridad30.000 € – 60.000 €
Fuente: Informe elaborado por Adecco Group

Como puedes observar la remuneración para estas profesiones son altas. La empleabilidad en el sector de la ciberseguridad es muy alta llegando a rondar el 100%.

Compartir en:

Un comentario en «Qué estudiar para ser hacker ético»

  • Cindy

    Buenísimo el articulo. Reciba un cordial saludo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>