Ostelea, School of Toursim & Hospitality ha organizado el Encuentro de Profesionales de Turismo en el campus de Madrid para analizar el papel de los activos de propiedad intelectual en el sector turístico.El debate, titulado “Turismo: generación de contenidos y propiedad intelectual”, ha contado con la participación de Sheila Sánchez Bergara,  Pdi y docente en Ostelea.
Han asistido a la reunión profesionales del sector del turismo -Izo Spain, Turespaña, Revenue Management World o Travelest- y la hospitalidad -Gran Meliá Palacio de los Duques o VP Hoteles, entre otros- acompañados de docentes, investigadores y miembros institucionales de Ostelea.

Influencia de las nuevas tecnologías en empresas de turismo

La doctora Bergara ha explicado cómo influyen las nuevas tecnologías digitales y el ecosistema de internet en las empresas turísticas. “En la economía global los datos son parte esencial del producto o servicio que se ofrece al cliente; por todo ello, cada vez tienen más relevancia los activos intangibles respecto a los físicos” aclara. El software de gestión o las campañas de comunicación y marketing son un buen ejemplo de cómo estos activos intangibles ganan un mayor protagonismo en las organizaciones. Por esta razón es preciso desarrollar cuestiones legales derivadas del uso de contenido de cualquier tipo, tanto texto como imágenes pasando por logos o colores corporativos.

Importancia de identificar los activos de propiedad intelectual

“Es importante que seamos conscientes de que cuando estamos usando esos API (Activos de Propiedad Intelectual) comprobemos que respetan la normativa nacional y europea” explica la doctora Bergara. Para ello, es preciso identificar esos API, definir quién ostenta la titularidad, cuantificar su valor y, por último, determinar cuestiones relativas a su explotación y formas de protección. “La cuestión es definir qué tipo de activos merece la pena integrar en esa protección y estrategia a desarrollar” detalla Sheila Sánchez.
Raúl Travé Pdi de Ostelea y moderador del debate, explica que los nuevos actores de la economía mundial incorporan intangibles en un porcentaje altísimo. “No se trata sólo de cumplir la ley de Propiedad Intelectual sino de ver los activos intelectuales como una oportunidad de negocio porque definir en qué grado se protegen los derechos condiciona el desarrollo de los negocios” explica Raúl.

 

PROTEGER O NO PROTEGER LOS ACTIVOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL

Todo apunta a que la transformación va a ser exponencial. Por lo tanto, la primera cuestión sobre los API sería si protegen realmente o determinar quién es el responsable de la protección. De hecho, para Raúl Travé es importante acometer una planificación estratégica de la gestión de los API en las empresas.
Vicente Navarro, director general de Atea Compliance, explica que hace falta mucha concienciación sobre los riesgos de los API en el sector empresarial: “Es preciso acometer una campaña de concienciación muy importante que comience desde el sistema de gestión”. Por su parte, Ángela Castaño, Marketing Exterior del Turismo en Turespaña, detalla que en el sector público han creado el denominado contrato de contenido (editorial, gráfico, estático y dinámico) para proteger los API: “hay que tener en cuenta que los API se aceleran y se vuelven mucho más complejos con la digitalización”.
Daniel Bárdenas, Operations Manager de Mirai, destaca que en muchas ocasiones la relación comercial tiene que prevalecer y Alejandro Linde, CEO y socio fundador de Travelest, apunta la importancia que tiene aprender a convivir con la transformación digital.

Por su parte, Pablo Igualada, Asesor IT en VP Hoteles, apunta que para luchar contra la tecnología hay que utilizar la misma aplicando sistemas de detección chatbots; aunque reconoce que hay técnicas que muy caras de implementar.
Ana Goti, Resident Manager del Hotel Gran Meliá Palacio de los Duques, explica cómo el hotel ha llegado a un acuerdo con el Museo del Prado para utilizar los extractos de obras de Velázquez que ponen en valor al hotel. José Rodríguez de IZO Spain pone el foco en la importancia que tiene generar una propuesta de valor de la marca como un componente diferenciador. Por último, Mercedes Ruiz ve como una oportunidad establecer una relación estrecha con el consumidor: “Hay que escuchar a los clientes, regular lo estratégico y sacar el máximo partido a lo que no lo sea”. Mercedes apunta que existen muchas posibilidades de explotación convirtiendo a los clientes en embajadores de la marca.
Con todo ello, la doctora Sánchez establece que es preciso ser conscientes de la importancia creciente de los API en el mundo digital y de su regulación: “Muchas veces las soluciones más eficientes suelen ser más tecnológicas que legales”. Esta estrategia legal debe estar integrada en el departamento de toma de decisiones de la empresa y hay que considerar esta cuestión como elemento base de creación de valor.

CONCLUSIONES:

  • Los Activos de Propiedad Intelectual han incrementado su importancia con la digitalización.
  • La cuestión legal debe ser considerada un elemento base de creación de valor de las empresas.
  • En ocasiones es más sencillo establecer soluciones eficientes que primen la tecnología sobre la legalidad.

Autor: PAULA MARTIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *