Los acontecimientos y modas se producen a velocidad desenfrenada y también salpican al sector pastelero. Por tanto es bueno tomarse un respiro y considerar los aspectos más relevantes para fortalecer la pastelería artesana. Es importante también aumentar el compromiso por mejorar la calidad adquiriendo medidas y hábitos afortunados para llevar a cabo dicho objetivo. Y por supuesto formarse con cursos de restauración y cocina que siempre nos darán un plus y ampliarán nuestros conocimientos.

A qué nos referimos exactamente cuando hablamos de pastelería

La pastelería,  la repostería o la confitería es una rama de la gastronomía especializada en postres. Aquí se engloban pasteles, dulces, tartas, bizcochos….. De esta manera, un pastelero podría ser considerado como un cocinero o chef de lo dulce. Sin embargo, la repostería es más que la elaboración de postres. No podemos quedarnos solo en eso sino darle la importancia que tiene ya que es un arte arte relacionado con el mundo de lo dulce. Y este mundo precisamente  ha vivido en los últimos años toda una revolución . Nos referimos a con nuevos blogs de cocina, pasteleros televisivos o programas y concursos en torno a este mundo. Por ello se ha observado también un gran aumento en el número de alumnos en los cursos de repostería y bollería, así como la apertura de nuevas pastelerías.

 

 

Qué diferencias podemos encontrar entre pastelería y repostería

Como bien hemos dicho anteriormente ambas palabras se usan indistintamente para referirse a todo lo relativo a los postres. Sin embargo la pastelería es el arte de la elaboración de pasteles y postres con ingredientes, técnicas y recursos sofisticados. También hace referencia al lugar en el que se elaboran y venden dichos productos. Mientras que la repostería está más enfocada en la elaboración de pasteles pero siguiendo técnicas tradicionales. Para ello se usarán ingredientes cotidianos o de estación, y que no requiere de medidas tan exactas para su elaboración. En conclusión, la diferencia entre pastelería y repostería tiene que ver más con las responsabilidad de quién ejerce el oficio y la complejidad o no que quiera darle al preparado.

Qué se estudia para ser repostero?

Para ser pastelerorepostero o confitero es necesario estudiar. Se puede estudiar un master en gastronomía con especialización en repostería o directamente alguno de los cursos de pastelería más específicos. También hay diplomados en repostería muy interesantes. No hay nada ideal que te podamos sugerir porque cada persona sabe perfectamente lo que necesita y sobre todo en este sector. Pero una buena opción puede ser estudiar una carrera de gastronomía primero y especializarse en pastelería después. O si no tienes tiempo , hay otras muchas buenas opciones para profesionalizarte . La mejor es estudiar alguno de los  cursos de repostería  existentes en el mercado abiertos a todo público.

Si te gusta este sector de la pastelería y repostería te esperan muchas sorpresas y momentos dulces!

Autor: PAULA MARTIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *