El turismo es un sector altamente vulnerable a los beneficios, pero también a los efectos negativos de la globalización. Por un lado, las conexiones rápidas y los eventos organizados a nivel global generan beneficios mucho más altos que en contextos previos pero ahora la exposición a los cambios, que se han acelerado- y a los riesgos, que se han multiplicado es mucho más elevado.

España, con una dependencia considerable del sector turístico, y sus sector anexos son conscientes de estos nuevos retos a los que se enfrentan y estamos en el camino de diseñar estrategias para afrontarlos. Nos consta que varias grandes cadenas se están reuniendo para evaluar el impacto en sus negocios e implementar medidas correctoras

¿El coronavirus puede provocar tanto pánico?

Todo el mundo quiere mantenerse a salvo del coronavirus y esto  sigue causando alerta alrededor del mundo. España tampoco se ha librado: el Mobile World Congress (MWC), principal evento del sector de tecnología móvil a nivel mundial que tenía previsto celebrarse del 24 al 26 de febrero en Barcelona, ha sido cancelado por las presiones del sector.

La decisión no ha estado exenta de polémica ya que tanto  organización – GSMA- , como la administración pública – Gobierno central, Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona- minimizaban el riesgo de propagación del coronavirus por la celebración del congreso.

 

 

Como afectará la cancelación al sector turístico

La ciudad empieza a trabajar para remontar la situación  y recuperar los 500 millones de euros que se estimaban para el MWC, gran parte de los cuales afectarán directamente al sector turístico, como se detalla a continuación: 

  • La previsión para este año del evento tecnológico era que tuviera un impacto económico de 473 millones de euros. Estos sumados a los casi 4.800 millones que  se han generado desde que comenzara a celebrarse en Barcelona en el 2006, alcanzaban una cifra importante. Por contextualizar, el impacto del turismo internacional en Barcelona fue de 13.200 millones de euros y 12 millones de visitantes en 2018, último ejercicio completo del que se disponen de cifras. 
  • Del total de ingresos generados por la MWC, se esperaba que alrededor de 118 millones fueran generados en restaurantes, pubs y locales nocturnos, con un promedio de 256 euros gastados por persona en todos los días de congreso.
  • El sector de hostelería también sufrirá grandes repercusiones tras esta medida. Según los indicadores, durante el mes de febrero y con motivo de la MWC el número de reservas aumentó entre 473% y 813% respecto a otros meses. Además, los servicios de alojamiento alternativo como Airbnb dejarán de percibir los 6 millones de euros que se esperaba fueran generados durante el congreso.
  • Por si fuera poco, la cancelación de la MWC trae consigo la pérdida de 13.000 puestos de trabajo temporales, la mayor parte de los cuales están ligados al sector MICE (traductores, azafatas…). Incluso, muchas universidades ofrecen programas para sus estudiantes que a través de la conexión con el congreso se incorporan al campo laboral por el resto del año.
  • El sistema de transporte no se queda atrás en las pérdidas generadas por la cancelación del MWC. Para recibir a los casi 107.000 asistentes muchas de las aerolíneas incrementan el número de vuelos y de rutas disponibles, incrementándose considerablemente sus tarifas respecto a la media habitual (142 euros).
  • Así mismo, el evento representa una gran oportunidad para fomentar el turismo de negocios por lo que su suspensión acarrea una perdida significativa de viajantes ejecutivos, los cuales generan un promedio de 300 euros diarios por persona durante su estadía.

 

Qué supone la cancelación para Barcelona

“La cancelación supone 500 millones menos de gasto en la ciudad y una pérdida importante en puestos de trabajo; los profesionales del sector son los más afectados realmente”, explica José Antonio Mansilla, docente e investigador del campus de Barcelona de Ostelea, Tourism Management School.

“Una de las características propias del turismo es su propia fragilidad. Por ello, no tiene la capacidad de controlar aspectos externos como este; es importante diversificar la oferta turística en la ciudad para no tener una dependencia de eventos tan mediáticos como el Mobile” añade.

Sobre previsiones a futuro, Mansilla no considera que la tendencia sea negativa: “depende más de cuestiones políticas y otro tipo de negociaciones, Barcelona se ha recuperado con éxito en momentos adversos como los del verano de 2017 o las movilizaciones del 1 de octubre”.

Un comentario en «Barcelona perderá 13.000 puestos de trabajo por la cancelación del Mobile World Congress»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>